¡Las estadísticas son ciertas!

Una de las primeras cosas que aprendí al trabajar en medios digitales es que mis gustos y comportamientos no tienen por qué ser representativos de los del usuario medio de Internet. Puede ocurrir incluso que me parezca poco al usuario medio de mis servicios online favoritos.