¿Tiene sentido crear webs para móviles?

Desde hace mucho tiempo he sido un fiel defensor de las webs creadas específicamente para móviles (el “site móvil”). Y no me refiero sólo a un trabajo de hoja de estilos (para entendernos, “pintar” la misma web de una forma u otra en función de si el usuario accede desde un ordenador o desde un teléfono, por ejemplo) sino a seleccionar o crear los contenidos y funcionalidades que realmente aportan valor a quien accede desde un dispositivo móvil.

Aunque existen algunos clásicos como wap.servicaixa.com o el banco en el móvil de Bankinter (que diseñamos hace unos años en Nurun), en España todavía son muy pocas las empresas que han entendido y aprovechado seriamente el potencial de los servicios móviles. Es cierto que el concepto de “Internet móvil” no ha comenzado a despegar hasta ahora… pero lo curioso es que ese mismo despegue nos puede llevar a cuestionar si las webs para móviles de las que hablaba son necesarias. Hay dos motivos:

  1. Las pantallas y los navegadores de los dispositivos móviles ya no son lo que eran. El Safari del iPhone o el Bolt (disponible, entre otros dispositivos, para BlackBerry -gracias Luis Uguina por “presentármelo”-) hacen que navegar por “webs normales” ya no sea un infierno.
  2. Cada vez más, las aplicaciones que utilizamos más frecuentemente son completamente multicanal: los heavy users utilizamos el e-mail, Facebook o Twitter indistintamente en el ordenador o en el dispositivo móvil de turno. Cuando alguien nos recomienda una web envíandonos un enlace, no está pensando en el dispositivo que utilizaremos para visualizarlo: es un link “y punto”, no es para PC ni para móvil. La consecuencia es que, cada vez más, los usuarios demandamos que la experiencia de navegación sea la misma independientemente del dispositivo: no quiero tener que esperar hasta estar delante del ordenador para poder ver bien la web que me recomiendan en el último mensaje que acabo de leer en mi móvil.

Como consecuencia, cada vez va a ser menos necesario el trabajo de hoja de estilos del que hablaba antes. Pero esto no significa que vayamos a encontrar exactamente lo mismo en el ordenador y en el dispositivo móvil: lo que ocurre es que lo diferencial no va a ser el formato, sino la funcionalidad. La tendencia es que los contenidos sean accesibles indistantemente desde cualquier dispositivo, pero el contenido no basta: va a seguir siendo fundamental ofrecer herramientas que aporten valor al “usuario en movimiento”, como pueden ser las basadas en geolocalización, los servicios pensados para el punto de venta, etc.

Es posible que la web móvil como versión descafeinada de la “web de verdad” tenga los días contados, pero no porque deje de tener valor sino porque va a ser sustituida por nuevos y mejores servicios, en nuevos y mejores formatos concebidos específicamente para cubrir las necesidades de ese usuario en movimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s